La segunda revolucion industrial
41656989865_2774eb1535_z.jpg

LOS CIMIENTOS DE UNA NUEVA ERA

En 1900 los Estados Unidos de América encabezan lo que ya se considera como una segunda revolución industrial: el auge de las ciudades y la inmigración de europeos, veintitrés millones y medio entre 1881 y 1920, transforman el país con una excepcional capacidad de crecimiento de su demografía y de su economía. Pero para muchos inmigrantes, y para la población negra del Sur, el «sueño americano» fue un engaño trágico…


Material complementario disponible


SECUENCIAS CINEMATOGRÁFICAS SUGERIDAS

MasCine_3.gif

Un horizonte muy lejano de Ron Howard
SECUENCIA
Inicio de la gran carrera de Oklahoma


VER


¡The Land Rush of 1889, la gran carrera hacia las tierras del oeste americano no asignadas!

Se busca con ella la expansión hacia extensos territorios de los actuales condados de Canadian, Cleveland, Kingfisher, Logan, Payne y Oklahoma, del estado homónimo, considerados entre las mejores tierras ociosas de los Estados Unidos.

La Ley India de 1889 «Indian Appropiations Bill of 1889» declara pública estas tierras para el asentamiento de colonos que, según el Acta de Homestead firmada por el Presidente Abraham Lincoln en1862, tenían el derecho a reclamar la propiedad de terrenos de hasta 160 acres a condición de que vivieran en ellos.

El cubano José Martí narra así aquel momento1:

Los participantes serán en gran número aventureros sin demasiados escrúpulos favorecidos por el gobierno y puestos, así, al servicio de poderes mayores: el de las compañías ferrocarrileras y mineras, entre otras, que verán acrecido su poderío. Poco importa el destino de los pueblos originarios, condenados a eterna discriminación.

La «gran carrera de Oklahoma» congregó a cincuenta mil personas, pertrechados de caballos y carretas, en la línea de salida con la esperanza de hacerse con una parcela de la enorme extensión, ocho mil kilómetros cuadrados, de terreno puesta a su disposición. En menos de doce horas se fundaron dos ciudades: Oklahoma City y Guthrie. En dos semanas funcionaban ya escuelas improvisadas para los niños y un mes después Oklahoma City contaba con cinco bancos y seis periódicos. El objetivo del gobierno era fomentar el crecimiento económico y expansión de los EEUU, y con esto ciertamente se logró, pues este evento atrajo a muchos emprendedores de otros países que eventualmente se convirtieron en padres de muchos de los inventores que hicieron de los EEUU la nación en la que eventualmente se convirtió.

Navegar_centuria_2.gif


Envía un comentario



Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 License